Browsing "Opinión"
Ago 21, 2013 - Opinión, Pensamientos    No Comments

Críticas, chismes, cotilleos o como hacer un traje a medida.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No puedo evitar sentir cierta lástima por aquellos que con su intachable moralidad y comportamiento se creen con la potestad absoluta de poner en entredicho la de los demás, como si de jueces y verdugos se trataran.
Yo aprendí hace mucho tiempo que lo de dictar sentencia no va conmigo, que no soy quien de opinar sobre los actos ajenos, aquí cada uno que cargue con su propia cruz. Pero desgraciadamente sigue habiendo mucha gente que ve la paja en el ojo ajeno, pero que sigue sin poder ver la viga en el suyo propio.

Ese cinismo y arrogancia de los que escudriñan con miradas inquisidoras y cuchichean en las esquinas sobre la vida y actos de los demás, es propio de mentes carroñeras, con vidas tan vacías como su propia existencia. Han visto humo, o han oído hablar de él , y no les falta tiempo para lanzar la chispa definitiva que levante la llamarada. Qué gratuito es eso de hacer daño y que difícil es después juntar toda el agua capaz de apagar ese fuego.

Suerte ,(o no) ,de aquellos que se levantan cada mañana y lo que ven en el espejo es la “perfección absoluta”, sin mácula ni tacha en su historial. Yo sin embargo me alegro enormemente de mis defectos, puesto que los errores que cometí, y los que sigo cometiendo cada día, me han llevado a ser quien soy, han forjado mi personalidad y me han hecho más sabia. Soy una mezcla de las cosas buenas y malas que hay en mí.

Por eso señores “jueces” de la integridad y la decencia, miren en los más profundo de sus almas, y quizá después de lo que encuentren no sean capaces de volver a mirarse tan alegremente al espejo, de agarrar con fuerza la primera piedra. Yo os aconsejo que os dediquéis a amar un poco más y odiar un poco menos, ya que como bien dice Haruki Murakami:

“El odio es una sombra negra y alargada. En muchos casos, ni siquiera quien lo siente sabe de dónde le viene. Es un arma de doble filo. Al mismo tiempo que herimos al contrincante nos herimos a nosotros mismos. Cuanto más grave es la herida que le infringimos, más grave es la nuestra. El odio es muy peligroso. Y, una vez que ha arraigado en nuestro corazón, extirparlo es una tarea titánica”

 

 

Ene 11, 2013 - Actualidad, Opinión    No Comments

“LA JUSTICIA NO ES IGUAL PARA TODOS”

Hay injusticias que me parten el alma y que a la vez me hacen hervir la sangre. No entiendo de leyes ni lo más mínimo pero si hay una cosa que entiendo, y es que por mucho que en este país muchos se empeñen en decir que “la justicia es igual para todos”, queda claro que esta afirmación no guarda ningún parecido con la realidad.

Sino que le pregunten por justicia a Miguel y Juan Manuel, los hijos de Emma, esa mujer que ante la desalentadora situación que se vive en este país decidió, como están haciendo miles de españoles, buscar fortuna fuera. Dejó a sus hijos en España y se fue a Argentina a intentar montar un negocio, con tan mala suerte que allí contrajo una neumonía atípica por la que estuvo ingresada 2 meses en la UCI, hasta que finalmente murió de una parada cardiorrespiratoria el pasado 20 de diciembre. Durante este tiempo la familia de Emma pidió ayuda para que la repatriaran a España, pero según en palabras de su hermana Mari Carmen no recibieron  ni siquiera una repuesta oficial. “Nadie nos ha llamado. Nos hemos sentido solos, perdidos y desamparados. Nuestros gobernantes practican el ejercicio de la sordera, de la dureza”

El caso es que esta sordera debe de ser selectiva, porque en el caso de Angel Carromero (dirigente de las juventudes del PP) ocurrió todo lo contrario. El gobierno puso todos sus esfuerzos en sacarlo de la cárcel cubana en la que cumplía condena  lo más rápido posible. Fue sentenciado a cuatro años por ser el responsable del accidente de tráfico donde perdieron la vida 2 disidentes cubanos. Es importante recordar que Angel Carromero conducía sin puntos en el carnet, puntos que había perdido por acumular más de 40 multas desde el 2009.

Dos meses se paso la familia de Emma intentando que la repatriaran a España, pero poco más de dos meses le bastaron al gobierno del PP traer de vuelta a Angel Carromero, al que están apunto de conceder ya el tercer grado y han devuelto su puesto de asesor en Madrid.

También hay que preguntarle por justicia al vigués David Reboredo, un extoxicómano rehabilitado, condenado a siete años de prisión por haber vendido hace años, mientras se encontraba en proceso de desintoxicación dos papelinas de heroína (de menos de medio gramo ) a otro adicto .

Numerosas personas  se están movilizando para conseguir el indulto para David, entre ellos el escritor Willy Uribe que se ha puesto en huelga de hambre. David Reboredo le escribió una carta desde la cárcel de la que destaco lo siguiente:

“Y tienes razón, nadie que no lo haya vivido en sus carnes o en las de algún familiar o amigo cercano sabe lo que cuesta dejar atrás la droga. Te doy la razón en lo que me dices, yo he triunfado, y lo he logrado con sufrimiento, recaídas, etc. Y lo que recibo a cambio es una condena, un castigo desproporcionado, fuera de lugar, nada menos que siete años de mi vida por tener una papela en el 2006 y otra en el 2009. Como ya sabes, entre las dos no llegaba al medio gramo de jaco. Y para que el castigo sea el doble en el momento en que tengo mi vida establizada, fuera de las drogas, ayudando en grupos de autoayuda, en objetivos sociales, tipo conseguir albergues para los sin techo, etc. He intentado, en el grupo IMAN al que pertenezco, hacer ver a los nuevos consumidores, jóvenes de 18 a 20 años, que no caigan en errores que yo cometí, o por lo menos aconsejarles que si lo hacen lo hagan con cabeza, lo que se dice cursos para consumos seguros, evitando riesgos tipo hepatitis, VIH, etc. Pero a los jueces, fiscales y políticos parece que poco les importa.”

Es demoledor ver como un gobierno que ha aprobado cientos de indultos, como el concedido a los cuatro mossos d´Esquadra que fueron condenados por tortura, se lo haya denegado en dos ocasiones a David Reboredo.

Así que no nos quedemos de brazos cruzados ante semejante injusticia y firmad en el siguiente enlace para conseguir el indulto para David.

http://www.change.org/es/peticiones/al-gobierno-de-españa-el-indulto-para-david-reboredo

 

 

 

Dic 16, 2012 - Actualidad, Opinión    1 Comment

RYAN LANZA NO ERA EL ASESINO.

El pasado viernes nos enterábamos de la terrible noticia del tiroteo en la escuela primaria de Newtown (EEUU). Un joven entraba armado al centro  llevándose consigo la vida de 27 personas, de las cuales 20 eran niños. El horror y la tragedia se cebaban con una (aparentemente) tranquila y apacible ciudad estadounidense.

Ahora sabemos que el autor de la masacre es Adam Lanza, pero el mismo día que saltaba la noticia, los medios de comunicación se cobraron su propia “víctima”.

Para los medios es fundamental adelantarse a la noticia, conseguir ser los primeros en ponerle rostro al asesino. Las grandes cadenas de noticias, medios online, blogs comenzaron a mostrar una foto de un tal Ryan Lanza, acompañada de titulares que le acusaban de ser el homicida. Convirtieron a un joven inocente en el autor de la peor matanza escolar de EEUU, en un sanguinario asesino de niños.

No puedo imaginarme cuál sería la sorpresa de Ryan Lanza cuando a través de su perfil de Facebook se dio cuenta de la atrocidad de la que le acusaban. Intentó defenderse como pudo colgando estos mensajes en su muro de la red social: “No he sido yo. Estaba en el trabajo. No he sido yo”, “Estoy en el autobús de camino a casa. No he sido yo” Ante el acoso al que se vio sometido terminó diciendo: “Callaos todos la puta boca. No he sido yo”.

Pero la noticia había corrido ya como la pólvora por los medios de comunicación de todo el mundo, y a través de redes como Twitter, donde muchísima gente comenzó a retuitear la noticia extendiéndola como una pandemia. No tardaron en aparecer las declaraciones de repulsa y los juicios paralelos. Necesitábamos a un culpable y ya lo teníamos. Evidentemente pensaremos que no es culpa nuestra dar credibilidad a una noticia que proviene de medios tan serios y consolidados como la CNN o la Fox. Pero quizás debiéramos plantearnos que, como ha pasado ya otras veces, los medios pueden equivocarse.

Recordemos por ejemplo, la lamentable portada publicada en 2009  del periódico  ABC que rezaba así: “La mirada del asesino de una niña de 3 años” Diego Pastrana fue víctima de una enorme negligencia periodística. Le acusaron de maltratar, abusar y asesinar a su hijastra de 3 años. Al dolor tan grande que supone perder a un ser que quieras se suma el de que todo el mundo te vea como el peor de los seres humanos, capaz de cometer un acto tan vil.  Finalmente se descubrió que Aitana no fue víctima de abusos, ni maltratada sino que murió por un golpe que se había dado previamente al caer de un tobogán. Diego declaró que le habían destrozado la vida.

Esta claro que la deontología periodística fue inexistente en ambos casos. Los medios de comunicación deberían de tener claro que un periodista no es sólo aquel que se limita a trasmitir una noticia, sino que su principal labor como profesional es contrastar  las fuentes y la veracidad de los hechos. Con casos como estos, los medios deberían  hacer análisis de conciencia y replantearse muchas cosas, ya que es preocupante la facilidad con que pueden dañar la imagen de alguien. Un daño que en muchas ocasiones puede ser irreversible.

 

 

Nov 19, 2012 - Actualidad, Opinión    No Comments

MALALA

“Por eso hay que hacer de Malala una bandera, porque las representa y nos representa, porque es el símbolo de la libertad y la convivencia. Levantémosle estatuas en los parques, que las avenidas principales de las ciudades del mundo lleven su nombre, llamemos a las recién nacidas como ella, hagamos que todo este dolor tenga consecuencias luminosas. Malala para siempre. Muchas gracias, niña.” Asi terminaba Rosa Montero este bellísimo artículo que le dedicaba a Malala.

Desde que me entere de la existencia de Malala, no he podido hacer otra cosa que interesarme por esta niña paquistaní, que ha logrado conseguir mi admiración y la de medio mundo, con tan sólo 15 años.

Malala no tuvo miedo, no miró hacia otro lado ante lo que estaba aconteciendo a su alrededor, concretamente en Mingora, la principal ciudad del Valle de Swat. No pensó que quedarse quieta y callada era la mejor opción, y que poco o nada podrían valer las palabras escritas en un blog de una niña tan pequeña. En definitiva, Malala no se dio por vencida y alzó la voz a favor de las niñas ,que como a ella, el opresor régimen taliban le había prohibido la asistencia a la escuela.

Pudo haberse resignado y ceder a las presiones de los talibanes, que varias veces la habían amenazado de muerte, pero la fuerte Malala soñaba  con una vida mejor. Escribía en su blog: “Tengo derecho a la educación, a jugar, a cantar, a ir al mercado, a que se escuche mi voz” . Qué desgarrador resulta que los sueños de una niña, sean cosas que a la mayoría de nosotros nos resultan tan cotidianas.

El 9 de octubre de 2012, cuando Malala regresaba de la escuela, un miliciano del TTP intento arrebatarle la vida, le disparó con un fúsil y una bala le atravesó el cráneo. Tuvo que ser intervenida quirúrgicamente y a día de hoy sigue recuperándose en el hospital de Birmingham (Inglaterra).

Estos tiranos que no merecen respirar el mismo aire que ella respira, intententaron acabar con su vida y con sus palabras, que en ocasiones pueden hacer más daño que las balas. Tuvieron miedo, miedo de que las conciencias se revolvieran, y de que se pusieran en entredicho sus repulsivas ideas que pretenden imponer infundiendo terror.

Estos cobardes querían silencio y han conseguido ruido, porque Malala no está sola, tras su intento de asesinato numerosas voces se unieron a la suya desafiando al régimen talibán, incluso compañeras de la niña salieron a manifestarse por las calles de Paquistán.

Ojalá el mundo estuviera lleno de Malalas, ojalá se recupere pronto, ojalá vuelvan pronto su sonrisa y sus palabras. Porque el mundo necesita héroes, y Malala es una heroína de las de verdad, que posee un gran superpoder: el coraje.

 

 

Nov 5, 2012 - Opinión    No Comments

OLVIDARSE DE RECORDAR

Cada día nos vemos asediados por grandes dosis de malas noticias, seguramente cuando las oímos nos da lástima durante unos cuantos segundos, luego reseteamos memoria, y de nuevo estamos predispuestos a seguir siendo receptores de más sucesos trágicos. Somos sujetos pasivos y lo malo no es tan malo hasta que nos toca la piel. Y en cierto modo si no fuese así, no podríamos vivir después de ver un telediario o leer un periódico plagado de desgracias: desahucios, enfermedades, accidentes, guerras, hambre, pobreza, muertes.

Y nosotros tan acostumbrados a lamentarnos por cosas triviales como un desamor , un suspenso, una riña… no entendemos de dolor hasta que lo trivial se convierte en importante.

Pero no es la inmunidad que hemos generado a tanto dolor ajeno lo que más me preocupa, sino la capacidad de olvido que impera desgraciadamente en la sociedad, y el poder omnipotente de los medios de comunicación de mostrarnos sólo una porción de la realidad.

Estos días basta con leer un periódico, escuchar la radio o ver la televisión para darse cuenta que el tema principal es el huracán Sandy y sus devastadoras consecuencias. Me inquieta ver como la mayor parte de la cobertura informativa se la está llevando la ciudad de Nueva York.

¿Os acordáis de Haití? Ese país que sufrió un terremoto hace apenas 2 años en el que murieron más de 300 mil personas, y otras tantas resultaron heridas dejando a su paso desolación y daños irreversibles. Después del suceso, los medios de comunicación se pasaron semanas hablando de la noticia, ahora nadie parece acordarse, ni tan siquiera para mencionar que el Sandy también pasó por este castigado país, destrozando cultivos y dejando sin hogar a muchos haitianos, que se estarán preguntando qué han hecho para merecer tanto infortunio.

Cruz Roja internacional, junto con otras ONG, están lanzando llamamientos de emergencia para ayudar a los damnificados por el huracán en Jamaica, Cuba y Haití. Sin embargo la mayor preocupación de los medios es cubrir la apertura de Wall Street en New York tras el paso del Sandy , y las consecuencias que éste  pueda tener en las elecciones americanas. Llegamos a un punto demoledor, donde ya no es que valga más una vida en el Primer mundo que en el Tercer mundo, sino que adquiere más notoriedad la posibilidad de que no pueda abrir un colegio electoral en Nueva York, que los brotes de cólera y malnutrición que el huracán ha desencadenado en estos países subdesarrollados.

Así que, por favor aprendamos a tener memoria, a cubrirnos con el escudo de un pensamiento crítico y a ver más allá de lo que quieren que veamos. Intentemos buscarle respuestas a las cuestiones que Ignacio Ramonet plantea en su libro “ La tiranía de la comunicación” ¿Cuál es la actualidad hoy? ¿Cómo podría definirse la verdad?


Oct 15, 2012 - Actualidad, Opinión    No Comments

UN SALTO A LA ETERNIDAD

El slogan reza “Redbull te da alas”, sin embargo después de la hazaña de ayer llevada a cabo por Felix Baumgartner, quedó demostrado que no es la bebida energética la que te confiere las alas, sino el coraje de un hombre que se ha pasado los últimos cinco años entrenándose física y mentalmente para romper varias barreras, entre ellas, la del sonido.

Millones de personas vivimos expectantes la proeza de este valiente, al que se conoce como “ Felix sin miedo”. Cuando el globlo de helio comenzó a ascender, y a través de la página oficial de Redbull Stratos se podía ver al piloto, yo tuve que pararme un momento y pensar que eso era real y que no se trataba de una película de ciencia ficción. Un hombre de 43 años se había metido en una cápsula, para saltar desde 37.000 metros de altura. De nuevo, en esta ocasión la realidad superaba a la ficción. Espero que Baumgartner nos confiese qué pensamientos le acompañaban durante esas 2 horas y media que duró el ascenso.

Cuando llegó el momento y se abrió la puerta de la cápsula, muchos de nuestros latidos estaban unidos al de ese valiente que se disponía a saltar desde 39.000 metros de altura, superando incluso la marca que se había propuesto. Un gesto de OK con la mano y, por fin, el esperado salto, que todavía tengo congelado en la retina. Una caída libre que duró 4 minutos y medio, alcanzando una velocidad máxima de 1342 km por hora.

En algunas redes sociales como Twitter, podían leerse comentarios de gente que se preguntaba la finalidad de esta acción. Yo les diría que ayer Felix Baumgartner demostró que los sueños están para cumplirse, que con determinación y esfuerzo puede atravesarse cualquier barrera y que somos nosotros mismos quienes nos marcamos los límites. Ese hombre que de niño veía películas de astronautas y deseaba ser uno de ellos, consiguió ayer mantener a gran parte del mundo con el alma en vilo, alcanzar 3 records mundiales y dar un salto estratosférico a la eternidad.